DOCUMENTOS EHK

Nuestro deber, como fuerza constitutiva de la izquierda abertzale, es desarrollar un análisis de coyuntura, posicionado en el ámbito nacional e internacional, que necesariamente debe de incluir un estudio dialéctico sobre el cuadro de hegemonías vigente, un examen preciso y completo sobre el estado de la correlación de fuerzas existente[4] y nuestra capacidad de transformarla, en el medio plazo, mediante la voluntad de lucha de nuestros militantes, y la construcción de los instrumentos organizativos y los recursos materiales necesarios para la consecución de nuestros objetivos estratégicos.

Por último, debemos hacer hincapié en la cuestión de las víctimas y/o militantes. Independientemente lo que digan otras fuerzas políticas o sociales es importante dejar claro, como desde EHK lo venimos manifestando hace ya muchos años, que las personas que siendo militantes hayan muerto en acción, asesinadas, desaparecidas forzosas, presas, no deben considerarse víctimas, sino tener el reconocimiento de militantes, ya que, libremente, optaron por organizarse para liberar a su pueblo de la opresión nacional y social.

Estatu egituren itzalpean, hainbat hamarkadetan zehar, etengabeko praktika basatia pairatu behar izan dugu Euskal Herrian. Gure burkideek, kamaradek, sufritu behar izan duten praktika krudel horri tortura deritzo. Milaka eta milaka herritar izan dira jazarriak eta torturatuak gure herrian; bortxaketak, jipoiak, itotze-saioak, astinduak, bakartze behartuak, elektrodoak, exekuzio simulakroak eta abar, eta abar. Poliziaren inkomunikazio aldian, behin eta berriz, errepikatu izan dira tortura salaketa hauek. 

More Articles ...

Page 1 of 2