Revolutionary armed struggle

Se nos han ido tantos camaradas por la puerta lateral, sin hacer ruido, con la misma  timidez con la que entraron en el Partido y la piel ajada por el desvelo, la tortura y la “mala vida”. ¡¡Qué vergüenza debiera darnos haber permitido tanto silencio oprobioso!!

Algunos de sobra conocidos, como Larrañaga, Celestino Uriarte… y tantos otros sin más apelativo que camarada y un nombre propio: Andrés, Juan, ... Anónimos entregados a la única causa que merece la pena entregarse, la de la libertad.

Irakurri agiria - Ver el documento completo en PDF

Retomemos la cuestión desde la ruptura de Argel. La organización ETA comienza a contemplar sus límites de maniobra en un proceso político negociador y por ende, los límites de la “línea mili” tomada como correcta en los años 70 y 80. Sus comunicados, como hemos podido leer en la primera parte de esta exposición, son una buena muestra de ello

Para entender los distintos procesos de negociación entre ETA y el Gobierno español debemos antes retrotraernos en el tiempo, allá por los comienzos de los 70, y analizar los debates que se dieron en ese momento, sobre el papel que debía tener la lucha armada en el proceso de liberación y quién tenía que ser el sujeto político que se encargaría de asumir sentarse frente al Estado y desarrollar un proceso político en consecuencia.