MARXISM

Nunca me imaginé encontrar que todo lo que dijo Jruschov (60 de los 61 cargos presentados contra Stalin y Beria) iba a ser completamente falso. Del cargo nº 61 no pude encontrar nada que lo confirmara ni desmintiese. Me di cuenta de que este hecho iba a cambiar todo, ya que prácticamente toda la historia desde 1956 se basa en lo dicho por Jruschov o escritores afines a él. He encontrado que el periodo de la historia soviética con Stalin al frente ha sido completamente tergiversado.

El presente autor, tras estudiar los informes de la investigación realizada en base a los archivos de la Unión Soviética, es capaz de proporcionar información en forma de datos concretos sobre el número auténtico de presos, los años que pasaron en prisión, y el verdadero número de los que murieron y de los que fueron condenados a muerte en la Unión Soviética de Stalin. La verdad es bastante diferente del mito.

En aquellos años se aplicó una elaborada campaña de desmantelamiento de la memoria histórica de la Unión Soviética y de Rusia. Fueron elegidos para su destrucción, de forma muy acertada, los elementos básicos sobre los que se soportaba esa memoria histórica, y la figura de Stalin resultó ser uno de esos soportes fundamentales. Se recurrió entonces a una condena absoluta de Stalin para desacreditar a la URSS y “clavar el último clavo en el ataúd del comunismo”, tal como se expresaban los arquitectos de la Perestroika.

Quico reclama al PCE “que reconozca públicamente los repugnantes métodos que utilizó durante los años de la guerrilla antifranquista y que rehabilite a quienes los padecieron y particularmente a las víctimas de ejecuciones sumarias impuestas por la dirección del partido”.

De regreso, desde hace unos cuantos años, al debate periodístico de todo el mundo por el análisis y el pronóstico del carácter cíclico y estructural de las crisis capitalistas, Marx también podría leerse hoy en Grecia e Italia por otro motivo: la reaparición del “gobierno técnico”.

En el contexto del “1er Encuentro Internacional de Escuela de Cuadros” los intelectuales Jorge Beinstein, Amilcar Figueroa, Iñaki Gil de San Vicente, Martín Guerra, Néstor Kohan y Luis Suárez Salazar trataron el tema del vínculo y mediación entre la teoría y la práctica revolucionaria. Ahora los videos de las ponencias están colgados en el sitio web www.catiatve.org.

Es un texto sorprendente, sobre todo el capítulo El partido político. Creo que enriquece el debate sobre partido y organización, si se lee con calma el texto entero. Mucho mejor si se ha leído El príncipe de Maquiavelo, una obra impresionante.


Bien, veamos la historia muy rápida. “Allá por los años 1879 tendría lugar dos hechos de extraordinaria importancia en el futuro estatal: la fundación del Partido Socialista y la celebración del Primer Congreso Catalanista, En efecto, aunque el congreso constituyente del Partido Socialista Obrero Español como tal no se reunirá hasta agosto de 1888, el 2 de mayo de 1876 nace oficialmente el que será su inmediato antecedente, formado en torno a una escisión marxista de la AIT. El grupo fundador lo dirigen Pablo Iglesias y José Mesa, editores de la revista clandestina La Emancipación, en la que ya habían publicado el Manifiesto Comunista y algunas obras de Mars y Engels.

Señaló que el modelo chino está en proceso de construcción y requiere aún de mucho tiempo para llegar a su forma desarrollada, entre los problemas más importantes reconoció los conflictos de intereses con otros países, así como la existencia de inconformidad social y movimientos de masas internos.

Marx había tratado el problema de la alineación abiertamente en los Manuscritos de 1844 y en La sagrada familia. Ahora nos encontramos frente a un texto diferente, en el que la alienación aparece recubierta de diversas escamas teóricas, entreverada en medio de una larga discusión que se suscita al contacto de nuevos y gigantescos problemas. La verdad es que los nuevos problemas son enormes.


La figura esbelta, la firmeza juvenil de la voz y el apretón de manos sólido -poco común en Francia- introducen al personaje real de Alain Badiou. Este filósofo original es el pensador francés más conocido fuera de las fronteras de su país. Su obra, extensa y sin concesiones, abarca una crítica férrea a lo que Alain Badiou llama “el materialismo democrático”, es decir, un sistema humano donde todo tiene un valor mercantil. Badiou no ha renunciado nunca a defender un concepto al que muchos creen quemado por la historia: el comunismo.

* Texto escrito para el curso de formación "Marxismo y Revolución en el siglo XXI", organizado en enero-febrero 2011 por el colectivo Arganzuela en Movimiento en el CSO La Traba, Madrid.

1 El método utilizado por Marx para estudiar el Modo Capitalista de producción, no parte del análisis de las grandes estructuras macroeconómicas, o conceptos generales como podrían ser el Producto Interior Bruto (PIB) o la estructura comercial de un país. Por el contrario, Marx parte de lo más concreto, lo que en apariencia es más básico y “minúsculo” del análisis económico: LA MERCANCIA.

Militantes comunistas ucranianos depositan flores ante el monumento a los obreros fusilados de la fábrica ARSENAL de Kiev durante la revolución de enero de 1918. En el mitin realizado se arengó a la lucha por la reconstrucción de la Unión Soviética.

Más que intolerancia ante la superstición, lo que hay en el spinozismo -y en general en el auténtico materialismo- es una necesidad de entender los mecanismos de la superstición. Como afirmaba Althusser, el materialismo consiste en “no contarse cuentos” (“ne pas se raconter des histoires”).

"La emancipación del proletariado es la abolición del crédito burgués, pues significa la abolición de la producción burguesa y de su orden. El crédito público y el crédito privado son el termómetro económico por el que se puede medir la intensidad de una revolución. En la misma medida en que aquellos bajan, suben el calor y la fuerza creadora de la revolución" (K. Marx, "Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850" Edit. Progreso, 1966, p. 138).

More Articles ...