LA INTERNACIONAL - breve historia del himno del proletariado mundial

Relacionados Comunismo Abertzale
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

LA INTERNACIONAL - breve historia del himno del proletariado mundial

 

Pottier murió en la miseria, más dejó levantado a su memoria un monumento imperecedero. Fue uno de los más grandes propagandistas por medio de la canción.

V.I. Lenin, en el nº 2 de “Pravda”, del 3 de enero de 1913.

 

La Internacional es el himno internacionalista del proletariado revolucionario. El himno del proletariado mundial fue compuesto por dos trabajadores franceses: el músico Pedro Degeuter (también conocido como Degeyter, 1848-1932) y el poeta Eugenio Pottier (1816-1887). El primero era tallista de madera y el segundo dependiente en una papelería, además de todo un revolucionario consecuente que participó en la revolución francesa de 1848 y en 1871 fue elegido por unanimidad para formar parte del consejo de la Comuna de París. La Internacional fue escrita en 1871 durante los días de La Comuna de París, e incluida por su autor en un libro llamado "Cantos Revolucionarios”. En julio de 1888, en una reunión de la Junta Sindical de vendedores de periódicos de Lille, se interpretó por primera vez en público, aunque permaneció olvidada durante bastante tiempo, hasta que fue popularizada en el Congreso de la IIª Internacional de 1886 y luego se cantó en todas las reuniones internacionales del proletariado, supuestamente por expresa petición de Lenin.

La Internacional ha sido usada, con diferentes modificaciones de la letra, por los anarquistas de la Iª Internacional y fue el himno de la Segunda, la Tercera y la Cuarta Internacionales, de la mayoría de los partidos obreros y de muchos sindicatos. Llegó a ser himno oficial de la Unión Soviética entre 1918 y 1943.

En la tradición comunista y en memoria de obreros y luchadores vilmente asesinados por la feroz reacción burguesa, el himno se debe cantar en pie y en posición erguida, con el brazo derecho levantado y el puño cerrado junto a la cabeza a la altura de la sien o puño en alto con el brazo estirado.

En castellano existen actualmente al menos dos versiones: la socialdemócrata, cantada en las filas de PSOE y UGT (cuando se definían como marxistas defendían que se debe levantar el brazo y puño izquierdos mientras se canta el himno porque así se da idea de que se es de izquierdas) y bastantes partidos comunistas y socialistas de toda América y la comunista, mucho menos deformada respecto de la letra de Eugenio Pottier y que por ello se considera la más cercana al himno original. Hay que destacar que, de las letras utilizadas actualmente, en todas las versiones se eliminaron los párrafos antepenúltimo y penúltimo de la letra del poeta-dependiente Pottier, sin conocerse muy bien por qué dado que no hay motivos musicales que lo justifiquen; quizás porque sería un poco largo de cantar.

En 1927, Pierre Degeuter ya con 79 años, es invitado a Moscú en la celebración de la Revolución de Octubre y cuando vio y oyó desfilar al Ejército Rojo bajo la tribuna al son de "La Internacional" no pudo retener las lágrimas.

La primera versión al Euskara de ‘La Internacional’ tenía como ingredientes añadidos, en consonancia con los postulados del nuevo partido, su rechazo al imperialismo español, representado por su bandera (piper potia) -la misma que luego asumirían como propia los sublevados contra la República- y la colocación en el mismo plano de la libertad de los seres humanos y la de los pueblos (Gizon oro askatu / baita aberri danak).

El autor de esta primera versión en euskara de ‘La Internacional’ fue Odón Apraiz, un intelectual alavés bien conocido, cuyas inquetudes políticas y sociales siempre fueron parejas a su interés por el euskara. Aunque Apraiz era euskaldunberri autodidacta, llegó a ser académico de Euskaltzaindia y una de las principales autoridades de la lengua vasca del siglo XX. De esta confluencia de inquietudes políticas y lingüísticas surgió la idea de este gasteiztarra de hacer la primera versión al euskara de ‘La Internacional’