Elisa Uriz Pi

Comunistas vascas
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Elisa Úriz Pi (Tafalla, 1893 - Berlín Oriental, 1979) fue una maestra, pedagoga y activista política navarra, hermana de Josefa Úriz Pi, consideradas precursoras del Escuela Moderna en España.

Era hija del capitán de infantería Benito Úriz Erro y de Filomena Pi Céspedes. Estudió en la Escuela de Magisterio en Madrid y trabajó como profesora de música en las Escuelas Normales de Magisterio de Girona, Tarragona y Barcelona. Fue becada por la Junta de Ampliación de Estudios en Ginebra, donde estudió el método musical de Émile Jaques-Dalcroze. En su estancia en la Escuela de Girona coincidió un tiempo con su hermana Josefa, con la que llevó a cabo actividades sindicales que provocaron el traslado de Josefa en Lleida en 1921.

Durante la Segunda República Española militó en la FETE UGT y fue la dirigente en Lleida la vez que su hermana era secretaria general. Se casó con el secretario general de la UGT de Cataluña, Antoni Sesé y Artaso, asesinado en Barcelona durante los Hechos de mayo de 1937 . Junto con su hermana impulsó la Unión de Mujeres Antifascistas en 1934 y ese mismo año formó parte de la delegación española (junto con Dolores Ibárruri y Irene Falcón) que participó en el Congreso Mundial de Mujeres Contra el Fascismo.  Poco antes de comenzar la guerra civil española militaba en el Partido Comunista de Cataluña, y junto con su hermana ingresó en el Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC). En noviembre de 1937 fue nombrada secretaria administrativa del Secretariado Regional de UGT y delegada de la FETE al Comité de Cataluña de UGT.

En febrero de 1939 se exilió en Francia con su hermana. Durante la ocupación francesa por los nazis colaboraron con la Resistencia francesa dentro del grupo de José Miret y Musté y su hermano Conrad hasta que éste fue detenido en 1942. Después se integró a la Unión Nacional Española dirigida por el militante comunista Jesús Monzón Reparaz. Durante este tiempo militó en el PSUC y la UGT, y en 1945 formó parte de la dirección a Toulouse, fiel a Juan Negrín.

En el exilio colaboró con Dolores Ibárruri en la Unión de Mujeres Españolas y secretaria general de la Federación Democrática Internacional de Mujeres. Desde este cargo propuso que cada 1 de junio se celebrara el Día de la Niñez.  Desde este organismo denunció la situación de las mujeres en las cárceles franquistas y consiguió que el 1948 que una comisión de juristas visitara las cárceles de mujeres de Las Ventas y Yeserías. También participó en la redacción de la revista Mujeres Antifascistas Españolas con Dolores Ibárruri, Victoria Kent y María Teresa León.

Al terminar la segunda guerra mundial las autoridades españolas le incoar un expediente del Tribunal de Responsabilidades Políticas. Debido a su militancia comunista en abril de 1951 fue expulsada de Francia con su hermana. Cruzó el Telón de Acero y se estableció en Berlín oriental, donde estudió medicina y se dedicó a ayudar a los refugiados españoles. Murió en 1979.