EUSKAL HERRIA

x Gara

El PT brasileño de Lula Da Silva, el FMLN, el Frente Sandinista, el Partido Comunista de Cuba, el Frente Amplio de Uruguay, el PRD de México, el PSU de Venezuela... son algunas de las fuerzas políticas de la izquierda de Latinoamérica que han suscrito una carta en la que demandan al presidente español la puesta en libertad del dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, «en un momento de gran trascendencia como el que hoy está viviendo» el país.

Retomemos la cuestión desde la ruptura de Argel. La organización ETA comienza a contemplar sus límites de maniobra en un proceso político negociador y por ende, los límites de la “línea mili” tomada como correcta en los años 70 y 80. Sus comunicados, como hemos podido leer en la primera parte de esta exposición, son una buena muestra de ello

Para entender los distintos procesos de negociación entre ETA y el Gobierno español debemos antes retrotraernos en el tiempo, allá por los comienzos de los 70, y analizar los debates que se dieron en ese momento, sobre el papel que debía tener la lucha armada en el proceso de liberación y quién tenía que ser el sujeto político que se encargaría de asumir sentarse frente al Estado y desarrollar un proceso político en consecuencia.